Pies sanos

Siete de cada diez españoles admiten haber tenido alguna vez problemas habituales de salud en los pies

Piebebe

Te contamos cómo evitar la aparición de las durezas, los juanetes y los callos. Estar de pie y caminar conlleva una compleja coordinación de tendones, músculos, huesos y ligamentos, sin olvidarnos del peso que soportan. Esta combinación es susceptible a problemas podológicos.

Estos son algunos consejos para el mantenimiento de unos pies sanos:

- Use calzado cómodo que no le apriete.
- Lávese  los pies a diario con agua y jabón. Y séquelos minuciosamente
- Córtese las uñas rectas sin cortar demasiado
- Examínese los pies a menudo y ante cualquier alteración de la piel o duda, acuda al podólogo

El cuidado y exámenes frecuentes de los pies es una parte importante del cuidado de su salud general.

El estado del pie puede ser un indicativo de su salud general: rigidez en las articulaciones puede significar artritis; el hormigueo o entumecimiento, diabetes; la hinchazón o retención de líquidos puede ser señal de enfermedad renal, enfermedad cardiaca o hipertensión arterial.