Estudio de la marcha y la pisada

Consiste en examinar cómo la posición estática o dinámica del pie puede afectar a otras partes del cuerpo (rodilla, cadera, espalda). Está encaminado a evitar esguinces, tendinitis, sobrecargas musculares, dismetrías o escoliosis.